El juego de las llaves en su segunda temporada sigue siendo una idiotez.

Por: El Yorg.

Esos de Amazon tiene una gran virtud, tienen excelentes series y después nos traen este tipo de “series” (novelas, mejor dicho), donde quieren romper todo el estereotipo de la sexualidad, pero lo hacen con una historia bastante burda, sin pies ni cabeza, la vi, porque el post de la primera temporada del juego de las llaves es uno de los más leídos de esta página, así que, hablemos de esta seudo serie.

La historia sigue a Adriana Romero, la mujer que perdió todo después de obsesionarse con tener sexo con alguien de su pasado y no lo logro, todo esto empezó con el juego de las llaves, pero Adriana no quiere tomar su responsabilidad, ya saben, es una adulta de 30 y tantos años, con una hija y un divorcio de por medio y aún así se comporta como una chavita de 15 años que le echa la culpa a todo el mundo, claro, después de que perdió a su esposo Oscar porque embarazo a su mejor amiga Gaby durante el juego de las llaves, y perdió hasta su empresa, así que prácticamente empezara desde cero.

Adriana esta desubicada, ahora sola lo esta más, le reclama a Siena, la mujer que involucro en este juego y piensa que tiene la culpa, ¡Ya saben, pura tontería!, ahora Siena la invita a quedarse en el apartamento de Astrid (Alejandra Guzmán) para que recomponga un poco el paso y claro, a un juego de las llaves para que disfrute de la soltería, pero ¡Oh sorpresa! Se encuentra a Guillermo, un maestro que es el director de la escuela donde va su hija, ya saben, coincidencias de la vida, ahora que su vida esta tan enredada, lo que necesita es meterse con uno de los maestros de su hija Mika, ¡Claro, vas por buen camino!

Gaby esta con Oscar, pero ellos solo se llevan bien, se ríen, se la pasan bien, pero no se aman y como van a tener un hijo, es como las clásicas parejas que solo cogen una vez y tienen que pasar toda su vida juntos o bueno, eso es lo que pretenden, estos dos tienen problemas, pero están más abiertos en el sexo, aunque no entre ellos, si no con el famoso juego, que, aunque lo juegan un par de veces en la serie, se rigen más por sus impulsos que por otra cosa.

Barbara y Leonardo están muy a gusto con disfrutar su sexualidad con Carmen, la niñera de sus hijos, ellos fueron los ganones en todo esto, se abrieron a un mundo donde exploraron su sexualidad, pero no se perdieron entre ellos, Barbara y Leonardo son la pareja más estable del juego, obvio, siempre alguien tienen que llegar a romper la armonía, en este caso a su vida llega Gloria (Laura León)  que es madre de Barbara, ella quieren que se casen, que unan sus vidas por la iglesia, pero ellos no quieren, ya saben, la unión libre es lo de hoy, pero, su madre insistirá tanto que en vez de casarse por la iglesia como ella quería, se casan con la bendición de la madre tierra y aún así su madre se queda contenta, ¡Que lógico!

La serie sigue siendo una porquería, no tiene ni pies ni cabeza, quien escribió esto no sabe ni para donde van los personajes y ya ni las escenas de sexo te atraen, no son escenas de sexo como las que vemos hoy en día, estás hasta pecan de castos, pero bueno, que se podía esperar de una serie mexicana con un gran potencial, pero como casi siempre, con una mala ejecución.

No te olvides de seguirme en mis redes sociales personales, en Twitter estoy como @Weckes y en Instagram como @yorg_slava.

Muchas gracias por leernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s