Todos somos Peaky Blinders.

¿Ya la vieron?