Se ha revelado por qué Batman no mata al Joker.

A lo largo de su carrera como protector de Gotham City, el vigilante ha tenido un fuerte compromiso consigo mismo para mantener la regla de no quitarles la vida a sus enemigos. Por eso, no importa cuán malvados puedan llegar a ser, el héroe se dedica a capturarlos y dejar que la justicia o sus propios actos se encarguen de ellos.

No obstante, recientemente DC reveló una razón más por la que Batman no asesina a su mayor rival, el Joker, más allá de su conocida regla. En I Am A Gun Finale de Batman #130, escrito por Chip Zdarsky, Leonardo Romero, Jordie Bellaire y Clayton Cowles; se muestra al Murciélago de Gotham librando una batalla interna por el control de su propia mente y también en un conflicto ideológico con el Batman de Zur-En-Arrh, quien definitivamente creía que los criminales debían ser ejecutados.

En medio de esta batalla, se revela la verdadera razón por la que Batman ha decidido no matar al Joker y esto es porque Bruce ve más allá de lo superficial en el Príncipe Payaso del Crimen y a pesar de sus crímenes, de su comportamiento desaliñado y de su forma cruel de actuar y matar, cree que aún hay una parte del villano que vale la pena salvar.

Por un lado, el Batman de Zur-en-Arrh quería la muerte del Joker y de hecho intentó matarlo en la vida real. Pero en su mente, Bruce analizó dos versiones diferentes del villano para tomar su decisión. Por un lado, visualizó al malvado ser que es en la actualidad y por el otro, trató de entender quién y cómo era antes de su transformación. De esta manera, el Caballero de la Noche trataba de entender la verdadera dimensión del hombre contra el que luchaba, tanto lo bueno, como lo malo.

Batman imagina al Joker como un hombre común, que vivía destrozado por el mundo, hasta que se convirtió en un monstruo. Esta situación la considera una tortura completa. Va más allá e imagina que quien quiera que fuera el villano antes, no estaría contento con la vida que tiene ahora y sus constantes y crueles crímenes sólo le recuerdan que ya no tiene el control. Quizá desee dejar de ser un monstruo, pero eso ya no depende de él.

Más que sentir piedad y compasión por el Joker en sí, Batman tiene esos sentimientos hacia el hombre que antes fue. Y sí, sí había una parte de él que deseaba ver al villano morir, pero no pudo seguir adelante con ello y menos, si consideraba que aún había una esperanza para salvar al hombre que un día fue el Príncipe Payaso del Crimen.

Esta actitud nos revela más del propio Batman, que del Joker. Detrás de esa máscara, hay una persona capaz de empatizar con quien está sufriendo. El Caballero de la Noche logra ver que detrás de la sonrisa burda de su enemigo, sus carcajadas estridentes y sus crueles crímenes, hay alguien que está sufriendo, un alma triste y solitaria que, aunque sabe que está mal, también está consciente de que no hay nada que pueda hacer. El héroe ve, que como él, Joker perdió “algo” en algún momento de su vida pasada y quizá entienda lo que es sentirse miserable por un largo tiempo. Entonces, si ve alguna oportunidad de salvar a alguien de esta vida, no la desaprovechará.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s