Un poco sobre Obi-Wan Kenobi.

Aprovechando, el final de la serie Obi-Wan Kenobi, en Disney Plus, te dejamos 6 datos interesantes de Obi-Wan; ya que pese a ser uno de los personajes más queridos de la saga, poco se conoce de su vida como padawan. Así que empecemos:

Era un niño rebelde y por poco, no logra ser un Jedi.

Pensar en Obi-Wan Kenobi, es recordarlo como el Caballero Jedi que siempre sigue las reglas y hace lo correcto, pero esto no siempre fue así, ya que era bastante rebelde en sus primeros años. Siendo un joven, Obi-Wan Kenobi se destacó por tener un sentido del humor seco y un poco sarcástico, incluso durante su entrenamiento inicial con el Maestro Yoda, este último exclamó que sentía el desafío en él. Es por eso que no debería sorprender que Qui-Gon Jinn (quien era conocido en toda la Orden Jedi por ser algo radical debido a sus puntos de vista), tomara al joven y rebelde Obi-Wan como su aprendiz, aun cuando sentía que era demasiado peligroso como padawan, sin embargo, no fue hasta que se encontró atrapado en el planeta minero de Bandomeer, que realmente vio el potencial de asociarse con Kenobi. Obligados a trabajar juntos para sobrevivir, descubrió que trabajaban bastante bien como equipo y el resto es historia.

Era un excelente piloto… ¡Nos mintió cuando dijo que no le gusta volar!

Algo que vimos en las precuelas de Star Wars, es a Obi-Wan diciendo constantemente que odia volar, sin embargo, la realidad es que él era un gran piloto, e incluso cuando era joven, Obi-Wan soñaba con el día en que podría ser un piloto y volar alrededor de la galaxia. Y durante las Guerras Clon, Obi-Wan tuvo la oportunidad de perseguir esos sueños de ser un piloto como Caballero Jedi. Sus habilidades como piloto y con las máquinas pueden haber sido mejores de lo que algunas personas recuerdan, pero nunca alcanzó el nivel de habilidad de su padawan, Anakin Skywalker. Aun así, Obi-Wan fue un piloto lo suficientemente bueno como para ganarse el distintivo de Líder Rojo durante la Batalla de Coruscant.

Abandonó la Orden Jedi cuando era Padawan.

Esto ocurre en la novela Jedi Padawan del autor alemán Die Rächer der Toten. Después de quedar atrapado en medio de una guerra civil en el planeta Melida/Daan, Kenobi decidió quedarse para ayudar a terminar el conflicto, uniéndose a un grupo conocido como “Los Jóvenes”, quienes se oponían al conflicto. Eventualmente, Obi-Wan se dio cuenta de que no pertenecía a la guerra civil y tomó la decisión de regresar a la Orden Jedi con su maestro Qui-Gon Jinn.

Nuestro Ben, tuvo dos romances fallidos…

Cuando era más joven, Kenobi conoció a una joven y atractiva Padawan Jedi, llamada Siri Tachi; conectaron instantáneamente y comenzaron a trabajar juntos en varias misiones y con el tiempo se dieron cuenta de sus verdaderos sentimientos el uno por el otro, pero finalmente decidieron enterrarlos, lo que causó una ruptura eventual en su amistad que nunca pudieron reparar realmente.

Su siguiente romance fue varios años antes de los eventos de La Amenaza Fantasma; el planeta Mandalore se vio envuelto en una Guerra Civil brutal y sangrienta. Una célula disidente extremista Mandaloriana llamada La Guardia de la Muerte, intentó derrocar al gobierno Mandaloriano establecido, y a su líder, la Duquesa Satine.

Qui-Gon y Obi-Wan fueron enviados por el Consejo Jedi para proteger a la Duquesa. Durante este tiempo, Obi-Wan y Satine desarrollaron una estrecha relación, posiblemente demasiado estrecha para el gusto de los Jedi. Kenobi se vio obligado a defender a la Duquesa tanto de los mercenarios como de los soldados de la Guardia de la Muerte mientras huían, y comenzaron a desarrollar sentimientos románticos el uno hacia el otro. Cuando Darth Maul se dirigió a Mandalore, sabía que la manera perfecta de vengarse de Obi-Wan era a través de Satine, así que Maul eventualmente asesinaría a la duquesa frente a Obi-Wan. Mientras yacía en los brazos de Kenobi, fue que le confesó su amor eterno, diciendo que siempre lo amó y siempre lo amará.

Fue un hombre clave en la Guerra.

Después de la Primera Batalla de Geonosis y el inicio de las Guerras Clon, los Jedi toman el mando del Gran Ejército de la República. Dentro de este, Obi-Wan Kenobi fue el responsable de liderar el 7º Cuerpo Aéreo en combate. Los soldados clones de Kenobi fueron fundamentales en algunas de las batallas más importantes de la guerra, incluidas las Batallas de Ryloth, Umbara y Utapau. Con el comandante clon Cody como su mano derecha y, a menudo, trabajando en estrecha colaboración con Anakin y la Legión 501, Kenobi es una pieza invaluable en el esfuerzo de guerra de la República.

Su legado repercutió en la Alianza Rebelde y la Nueva República.

Como un Jedi de renombre, no debería sorprendernos que la leyenda de Obi-Wan Kenobi sobreviva a la existencia física del Jedi, y es que, de hecho, muchos artefactos que van desde premios hasta naves estelares, llevan el nombre del maestro Jedi.

Por ejemplo, fue el primero de una nueva clase de Destructor Estelar encargado por la Nueva República, por otro lado, La «Ofensiva de Kenobi», fue el nombre que se le dio a una maniobra de nave estelar que se le atribuyó a Obi-Wan, donde se utilizaron una serie de ataques de francotiradores para sacar al enemigo de la formación. Después de la Batalla de Yavin que terminó con la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, se encargó la Medalla de Kenobi como un premio otorgado a los miembros de la Alianza que demostraron actos de gran valentía.

Qué te parecieron estos datos de Obi-Wan Kenobi ¿Ya los conocías? Déjanoslo saber en los comentarios.

Muchas gracias por leernos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s