Obi-Wan. – La serie que al principio nadie pedía, pero que la nostalgia necesitaba.

Por: Mina

Pasó mucho tiempo desde que Disney+, anunció la llegada de la serie en solitario de uno de los personajes más queridos de Star Wars, el maestro Jedi Obi Wan Kenobi, (Ben para los cuates y para pasar desapercibido) y no fue sino hasta este año, que al fin llegó a la pantalla chica.

La serie se ubica diez años después del Episodio III: La venganza de los sith y antes del Episodio IV: Una nueva esperanza. Reconectando con un Obi Wan alejado de todo y todos (incluso de la fuerza), después de haber perdido a su amigo-hermano-padawan Anakin Skywalker.

Ben está lleno de recuerdos tormentosos por eventos del pasado, con los que, como todos sabemos, Darth Sidious logró poner el peso de la balanza del lado de los Sith, lo que ocasionó que Obi-Wan no sólo perdiera a su amigo, sino la confianza en él mismo. Durante los seis episodios de la mini serie, vemos la evolución del viaje emocional de Obi-Wan (interpretado nuevamente de manera perfecta por el gran Ewan McGregor), que retoma un tanto sin querer, su promesa de ver siempre por los hermanos Skywalker y todo gracias a una pequeña Leia Organa que pone su vida en riesgo; lo que me lleva a hablar de la actuación de la pequeña Vivien Blair, que para mí fue una gran sorpresa, porque no sé ustedes, pero yo podía ver en ella toda la actitud de la Princesa Leia de nuestra querida Carrie Fisher.

Tal vez la historia sí cae en el cliché del héroe que tiene que reencontrase a sí mismo, a través de pruebas del destino y enfrentamientos con su pasado, misma que tantas veces hemos visto, (incluso en StarWars… Luke, cof-cof, Episodio VIII, cof-cof), sin embargo, para ser una primera temporada, (porque no me digan que en verdad creen que no habrá segunda), tiene momentos muy rescatables y que se gradecen. Un claro ejemplo de ello, es el regreso de Hayden Christenssen como Darth Vader, que honestamente fue algo que ni siquiera yo sabía que necesitaba, pero que me sacó una sonrisita al verlo en el flash back del episodio cinco.

Y es claro que no todo fue bueno, visualmente creo que sí nos quedaron a deber nuestros amigos de Disney, pues a comparación de The Mandalorian, se queda muy corta; la dirección y guion se sintieron muy flojos en la mayoría de los episodios; siento que definitivamente fue una apuesta a la nostalgia y por ello ha tenido tanto hate entre la crítica. 

Obi-Wan Kenobi es la tercera serie live action de Star Wars, tras The Mandalorian y El Libro de Boba Fett y ya están disponibles los seis episodios en la plataforma de Disney+. Así que, si eres fan de Star Wars, sí o sí tienes que verla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s