TMNT: Shredder´s Revenge es demasiado noventero.

Por: El Yorg.

Como saben, no soy mucho de hablar de videojuegos, en esta página hay pocas reseñas de juegos, les puedo jurar que no hay más de 5 y yo nunca había hecho una, no soy de los que va comprando juegos a diestra y siniestra, a mí me gusta mucho los juegos de deportes, donde puedo domar a los rivales, esta vez decidí comprar en preventa el nuevo juego de mis amadas Tortugas Ninja, acabe el modo arcade en 2 días (tengo que trabajar) y fue como regresar a las maquinitas de la esquina, así que, hablemos de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder´s Revenge.

El juego es bastante simple, eliges a un miembro de las tortugas, ya sea Leonardo, Michelangelo, Rafael, Donatello, Splinter o Abril O´Nel, siendo sincero, yo amo a Michelangelo, pero el mejor ranqueado es Leonardo, así que me fui por lo fácil, te dan un instructivo de cómo usar al personaje, los combos, los saltos, los golpes, los especiales, que ya saben, es solo una combinación de botones nada complicado, las primeras misiones son una vacilada, puedes pasar fácil hasta la 7ma u 8va misión sin preocupaciones, los “jefes finales” son los que más se indigestan, pero el clan con sus ninjas es cosa de niños.

Se pone feo después del 9no, es ahí cuando ya los ninjas se vuelven dinosaurios, pizzas monstruo de queso bien fundido, hombres de roca y demás, eso hace que tus reflejos sean mayores, pero nada fuera de lo común, los jefes que son monstruos muy estéticos te hacen ver tu suerte, ya no son tan sencillos, ya debes de esperar para atacar, sus ataques te hacen mucho daño y ni hablar de Destructor que es el más difícil de todos, porque ya el Destructor oscuro, solo lo debes de medir y esperar, pero al otro si es bastante difícil ganarle.

Es un juego muy básico que te permite conectarte con tu niño interior, desde el jueves en la mañana que lo empecé hasta el viernes por la noche que lo termine, solo mi mente podía decir “El juego está bien verg@”, te recuerda a sus juegos antiguos, esos por los que dejabas enfriar las tortillas y cuando llegabas a casa solo decías “había mucha gente esperando sus tortillas”, no es nada espectacular, no es nada nuevo, ni siquiera nada de lo que nunca hayas jugado, solo que te recuerda tu infancia y si eres un treintón como yo que sus personajes favoritos son unas tortugas adolescentes mutantes, pues lo vas a disfrutar el doble.

Yo solo le vi un defecto al juego, de repente, cuando estás haciendo un combo y te llega un enemigo por atrás, no lo puedes parar, eso me molestaba mucho porque me pasaba seguido, ni siquiera puedes cambiar de dirección, pero pues, es algo con lo que puedo vivir sin dejar de disfrutarlo, creo que en unos días volveré a jugar solo que ahora en el modo historia para ver que tanto cambia, según yo es solo la evolución del personaje, es cuestión de jugar.

Muchas gracias Tribute Games, Dotemu y Nickelodeon por darme estos días de diversión y sentirme como niño una vez más.

No te olvides de seguirme en mis redes sociales personales, en Twitter estoy como @Weckes y en Instagram como @yorg_slava.

Muchas gracias por leernos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s