Peaky Blinders 6ta temporada: Estar sobrio no está chido.

Por: El Yorg.

Queridos lectores, una de las series más grandes de todos los tiempos ha llegado a su fin, la banda más temible de Inglaterra, los golpeadores, los que arreglan las apuestas han tenido uno de los finales más X de toda la historia, no se lector, a mí no me convenció, sé que ese Thomas siempre quiso más, pero, ahora vi que arreglo todo tan fácil, que nunca hubo un problema, nunca fue tan difícil lograrlo, claro, quitando lo de su hija, así que hablemos de la 6ta temporada de Peaky Blinders.

La serie nos lleva 4 años después del intento de suicidio de Thomas, ahora dejo de tomar, el whisky ya no es importante para él, claro, el cigarro jamás lo dejara, pero su mente ahora no tiene distractores, conseguirá la introducción de su producto a E.E.U.U. específicamente a Boston, donde está el tío de Gina Gray, un gánster muy poderoso, tanto que está con el presidente, esto le permite a Thomas tomar el control, poner gente en los dos bandos, distribuir su whisky y 5 toneladas de opio, que según lo que note, Arthur se debió de fumar por lo menos una tonelada.

Thomas va a Boston donde esta Michael, como sabemos, su relación no fue la mejor, pero como son familia deben de tener negocios, pero Thomas no se toma las traiciones a la ligera, así que le pone una trampa para  que el este encarcelado por mucho tiempo, todos saben que ahora Thomas va a tomar venganza con todo lo que le hizo considerar el suicidio, obvio, no pueden llegar con un arma y matarlo, eso sería un suicidio para ellos, recordemos que él está “bendecido” por sus poderes gitanos, es por eso que lo único que puede matarlo es el mismo.

El problema es que su hija tiene tuberculosis, parece ser que es una vieja enemiga produce una venganza pendiente, esto lo hace perder un poco la razón, viaja y pierde el tiempo, el problema es que le hacen creer que él también está enfermo, tratan que se suicide, esto les permite a todos jugar con su tiempo, pero Thomas hace que todo salga a la perfección, obvio después de una hija muerte el ya no quiere vivir,  Lizzie tampoco es parte fundamental de nada, la engaña con la prometida de Sir Oswald, esto no tiene muchas consecuencias, más que las mencionadas, pero él las provoco.

La serie pierde mucho su hilo, sé que es mucha política, tocan por encima el tema de los nazis, los Shleby son gitanos y aun así están bien metidos en eso, Thomas juega para los dos bandos, a Arthur lo perdieron, solo se la pasa drogado, tomado, no es el mismo golpeador, se ve viejo, acabado, es demasiado sentimental, la muerte de la hija no tiene repercusión más que en la madre, todo el mundo después del funeral está bastante normal, el efecto que tiene en todos sus enemigos es normal, Sir Oswald se vuelve cercano, aplica la de es mejor tener a tus enemigos cerca, se rompe su encanto de matar a diestra y siniestra, ya no son temerarios y ahora resulta que hasta se volvieron un poco sentimentales.

No me gusto, no siento que viera los Peaky Blinder y para mí eso es perder su esencia, son 6 capítulos, sé que viene una película, la voy a ver, para saber en que culmina, o sea, por el morbo.

No te olvides de seguirme en mis redes sociales personales, en Twitter estoy como @Weckes y en Instagram, como @yorg_slava.

Muchas gracias por leernos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s