Glow regresa con menos lucha, pero con más corazón que nunca.

Por: El Yorg.

Una de las series que más disfruto en la plataforma de Netflix es esta. Las mujeres de Glow son demasiado simpáticas para no tomarlas en serio y es que todas sus aventuras nos han hecho voltear a verlas y disfrutar cada una de sus diferentes historias; aunque esta temporada se desviaron del evento principal que es la lucha, no deja de ser interesante esta serie.

Vamos personaje por personaje para entender un poco más sobre la historia de esta temporada.

Ruth, este es el personaje principal del show. Ruth es ese eje que te permite ver lo que le está pasando a todas, por ejemplo, en esta temporada ella tiene fallas en su relación, y estar a lado de Sam le permite ver que es mucho más que un borracho drogadicto que no tiene futuro, esto la hace confundirse y preguntarse si en verdad ama a su pareja. Al final, no se queda con ninguno de los dos y no se entiende bien porque no se quedó con Sam. En su carrera como luchadora tampoco se ve feliz y aunque cambian de roles para traer nuevas propuestas e historias dentro de la lucha, nunca encaja, así que decide dejar todo por ir a los Ángeles para probar suerte como actriz.

179097

Sam, otro de los personajes ejes de esta temporada, aunque con menos peso que en las dos anteriores. Poco a poco lo vemos perder su rol protagónico en los últimos capítulos, y es que casi todo el crew se separa, pero Sam, se fue primero que todos. Él decide buscar el sueño de su hija Justine para enrolarse en conseguir presupuesto para una película que ella misma escribió, esto deja al show de Glow sin su director de escena y a nadie parece afectarle en nada; son cabos sueltos que va dejando la serie que no te dejan vivir en paz.

Rhonda y Sebastián tienen protagonismo esta temporada, y aunque Rhonda es parte importante del show, parece que quisieron meterle complejidad a este personaje y esas cosas no caben en ella, porque eso es lo que hacía a su personaje disfrutable, su inocencia y sensualidad, y terminaron posicionándola como una empresaria que no deja a Sebastián respirar, hasta que toma ciertos gustos sexuales por los hombres, que ya lo sabíamos, pero no los habían explotado en la serie.

rhonda-bash-glow-1530290850.png

Debbie por fin tiene esa vida que ha perseguido por años, aunque le está costando no pasar el primer año con su hijo. Ella sabe enderezar el camino para poder disfrutar a su hijo, ser luchadora y productora, haciéndose una mujer de negocios y tratando de invertir en donde ella se siente a gusto y no sólo por el dinero; esto la hace invertir en comprar una cadena de televisión que junto a Sebastián comandaran y ella quiere a Ruth como su actriz principal en el canal, pero Ruth tiene otros planes.

Sheila, the She-Wolf, hace uno de los mejores papeles en la serie, ya que su personaje evoluciona para bien y después de ver a un grupo de travestís vivir plenos en el escenario, ella toma la iniciativa de dejar su personaje de She-wolf, quitarse esa peluca negra y sacar a su verdadero yo, trayendo consigo una seguridad impresionante con el cambio de estilo y fomentando la actuación (que a eso quiere dedicarse), para sentirse plena con ella y dejar que los monstruos del pasado sean eso, pasado.

glow-3.png

Tamee sigue con su personaje de Reina beneficencia y la lucha le está costando su salud, ya que sufre de un dolor muy fuerte en la cadera, por lo que se vuelve adicta al vino y los calmantes para que el dolor disminuya y poder seguir con lo que le gusta, pero esto en un punto de la serie se vuelve insostenible y se tiene que enfrentar a la dura realidad de la lucha libre, y aunque aquí se vea como un show para televisión, los que en realidad conocemos de esto, sabemos que los golpes son reales y este problema por pequeño que sea, te permite entender lo que sufren los luchadores en su peligrosa carrera.

Como lo puedes leer, la temporada está llena de muchas historias, buenas aventuras, pero dejaron de lado la lucha libre y eso no me gusta, porque fue por eso por lo que inició Glow, por la lucha libre, y se ve que, si hay una cuarta temporada, muchas de nuestras protagonistas tomarán caminos diferentes y no sé si me siga llamando la atención del todo.

La serie cuenta con 10 episodios de no más de 40 minutos cada uno, son muy ágiles y la verdad es que lo puedes ver de una sentada.

No dejes de seguirme en mis redes sociales personales, en Twitter estoy como @Weckes y en Instagram estoy como @yorg_slava.

Muchas gracias por leernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s