Un caso muy enfermo se hace presente en The Alienist.

Por: El Yorg.

Muchas veces veo series por los adelantos o por el tema de que trata la serie; siempre trato de ver series de diferentes temas para no estancarme en ninguna, pero si hay un género que siempre me atrae, es el de la investigación, ya sea policía, un detective privado o un alienista, siempre me atrapan por igual. Pero esta serie tiene algo en particular, su caso sí es un asesinato, pero no es un asesinato cualquiera, el asesino gusta de los niños, pero no de cualquier niño, sino de niños que están dentro de la prostitución.

La serie es de época, no especifica de cuál es, pero todo es como en los 1800 principios de los 1900; se ve bastante bien la ambientación, todos sin excepción tienen buen vestuario y para entender un poco más, recordemos lo machista que era el mundo y la poca importancia que había por los abusos y la prostitución.

Al principio no entiendes muy bien por donde quiere ir esta serie, empieza bastante tibia, con pocos argumentos, pero con el paso de los capítulos vamos notando la calidad de la historia, su manera tan determinante de llevarla, como van encajando las piezas y lo que en verdad quiere nuestro protagonista, el Dr. Laszlo Kreizler. Él está obsesionado con la mente humana, con lo que piensa el asesino y está tratando de encontrarlo a toda costa con un grupo muy particular de ayudantes.

lead_720_405

John Moore es un dibujante que tiene problemas con el alcohol, trata de no llevarlos al límite, pero la experiencia de ver los cuerpos de niños mutilados, con desgarres y sin ojos, ha sido una influencia tremenda para no dejar de beber.  Sara Howard es una joven que trabaja para la policía de Nueva York, ella quiere un poco más que ser la secretaria de alguien y poco a poco se va a ir ganando su lugar en esta historia como una detective que está formando su criterio.

Theodore Roosevelt es el alguacil en la ciudad, pero sus decisiones lo han dejado mal parado con el cuerpo policial y han glorificado a su antecesor. Con este caso no pudo echar mano de muchos policías, ya que la ciudad protege a muchas personas, personas poderosas, con alto nivel adquisitivo, que son prácticamente intocables, pero poco a poco nos iremos dando cuenta, como es que la ciudad también participa como otro personaje.

1534504962_805458_1534505358_noticia_normal

La historia del asesino es bastante buena, la manera de cómo va matando los niños, como elige a sus presas, por qué las elige, su repercusión católica, el sentido que pone a cada una de ellas, es bastante bueno y eso lo vas descubriendo conforme pasa el tiempo en la serie, pero poco nos muestran de él y esto es algo que no me gustó, porque no te dan la profundidad que el asesino merece, se centran mucho en la investigación, pero poco en el asesino como tal, como un ser independiente.

La serie cuenta con 10 capítulos y está en Netflix, aunque no es original de la marca roja, esta serie la hizo TNT y salió primero en sus pantallas. Los capítulos son algo largos, de una hora aproximadamente, pero te aseguro, que no te vas a arrepentir de verla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s