Logan llega a su fin y lo hace de manera entrañable.

488895.jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxxPor: El Gringo.

Llego otro de los esperados estrenos de este año en cuanto al cine de superheroes, ese que Marvel se ha encargado de llevar a otro nivel y que a pesar de que ha ido dividiendo opiniones sobre sus adaptaciones, no deja de ser la vara con la que se mide el éxito de cada estreno que vemos. Hablo de Logan, mejor conocido como Wolverine, el X-men preferido por casi la totalidad del fandom en el mundo, ese antiheroe que es la digna representación de lo que es pelear hasta la muerte y proteger a los seres queridos a toda costa.

Como sabemos, el personaje es de Marvel pero cinematograficamente pertenece a la FOX, quien junto a James Mangold fueron los responsables de traernos este ultimo capitulo en la saga del aguerrido mutante, asi como la muy mencionada ultima actuación de Hugh Jackman en el papel del mismo. LOGAN, ha puesto punto final a todo esto de una manera memorable y entrañable.

Bastan los pimeros 10 minutos para conocer la tonalidad de la historia, una historia de clasificación C que no tiene miedo de arriesgar, ese es su primera gran victoria, salirse del clásico libreto al que estamos acostumbrados, historias de superheroes con toques cómicos y ambientes que invitan a toda la familia a adentrarse sin miedo a alguna escena impactante. Logan no es nada de eso, al contrario, cumple la promesa que nos había hecho James Mangold cuando dijo que nos daría al Wolverine que siempre quisimos ver y que tardo 17 años en tener ese esplendor, hablo del Wolverine super salvaje, que corta y desgarra pieles ajenas, que atraviesa cráneos sin pensarlo, la bestia que siempre supimos que era.

Logan es una historia que nos sitúa en el año 2029, en un futuro donde los mutantes han sido erradicados poco a poco y que son pocos los que aun quedan (Logan, Caliban y el Profesor X), donde vemos a un Logan cansado, débil, con unos poderes regenerativos debilitados, que ha renunciado a todo, que implora morir pero que se detiene por cuidar a un Profesor Charles Xavier, trabajando de chofer para poder tener un “retiro” juntos, lejos de la sociedad y de todo lo que puedan dañar.  Una historia diferente, una road movie que nos lleva por el ultimo viaje del cansado mutante, con la finalidad de poner a salvo a una pequeña niña llamada Laura, una nueva mutante que tiene mucho en común con Logan y que en su camino van a enfrentar varias amenazas, encabezadas por Donald Pierce, un mercenario bionico que busca erradicar toda existencia mutante con la ayuda de un amplio arsenal y decenas de soldados entrenados solo para matar. En resumen, una historia que no necesita complejidades, va directo a su punto sin necesidad de argumentos paralelos ni arcos secundarios, atrapandote de principio a fin.

Hugh Jackman logra hacer su mejor interpretación de Logan, mostrando el cansancio y la desesperanza a su máximo esplendor, un Logan triste, que ha visto como todo lo que ha querido en su larga vida va desapareciendo, dejándolo cada vez mas solo. Esto es una gran combinación con el papel de Patrick Stewart como el profesor X, quien es sublime en su papel de un Charles Xavier con una especie de demencia senil, de un aspecto demasiado demacrado y que debido a su vejez, es considerado una arma de destrucción masiva pues su mente es la mas peligrosa en la tierra. Esta química entre ellos le da un plus a la historia, añadiendo la sensación de darle a Logan una razón para no caer en la locura y viceversa. Dafne Keen es la pequeña que encarna a Laura, la famosa “hija de wolverine” y quien también logra llevarse las palmas con su papel de una niña silenciosa, inocente hasta cierto punto pero con una furia que al ser desatada nos da grandes secuencias de acción llenas de sangre y de gore.

En el lado antagónico, los dos principales villanos cumplen de buena forma, resaltando mas por su lado el joven Boyd Holbrook, quien encarna una eficaz adaptación del lider de los Reavers, Donald Pierce, un mercenario que solo busca acabar con el pueblo mutante y que trabaja bajo las ordenes del doctor Zander Rice, hijo del Doctor responsable del experimento Weapon-X y que busca vengar la muerte de su padre, erradicando a la raza mutante, pero creando su propios soldados con el gen x, un personaje que en lo personal fue débil a lado de lo que represento Donald Pierce. Algo que les da un plus a estos villanos son sus motivaciones, pues no son las clásicas motivaciones de querer destruir el mundo o conquistarlo, ellos simplemente quieren sacar unas cuantas fichas del tablero, algo que les hace sentirse mas amenazantes y vaya que logran el cometido.

Finalmente estamos antes una película que logra ser una gran historia, demostrando que se pueden tomar tonos oscuros, violentos y un tanto desesperanzadores para crear un relato que culmine de manera honorable la historia de uno de los personajes mas iconicos de los cómics, una pelicula que deja claro que la clasificación no es una barrera para el exito y que se pueden dejar de lado las historias convencionales y llenas de humor, a las que estamos acostumbrados en la cinematografía de superheroes, para crear una obra que marcara una epoca en el cine heroico. Una pelicula que no necesita un final feliz para dejar en lo mas alto a LOGAN o mejor dicho a Hugh Jackman, como ese actor que dio lo mejor en cada pelicula y que se reservo su mejor actuación para despedirse de este emblemático personaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s